Reformas

¿Por qué comprar y rehabilitar una vivienda antigua sale a cuenta?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

¿Has pensando en comprar y remodelar una casa antigua en vez de ir por algo en buenas condiciones? Esto es algo que puede traerte interesantes réditos económicos en términos generales. Reformar un piso o una casa que no están en plenas condiciones puede llegar a salirte mucho más tirado de precio que optar por adquirir algo nuevo o impecable. Y todo lo puedes hacer a tu antojo. ¡Anímate!

Reformas de casas antiguas: razones para decidirte

Algo que se ha vuelto bastante frecuente y que da muy buenos resultados a la hora de tener una vivienda propia es la compra y posterior remodelación de casas antiguas. Es que, si bien existen muchas razones, hay dos fundamentales que se pueden desglosar en varios beneficios particulares aún dentro de cada grupo: precio y flexibilidad.

Comprar y remodelar una casa antigua es mucho barato que adquirir una que está en mucho mejor estado. Y, por si esto fuera poco, el resultado final que vas a obtener en la reforma va a ir siendo tutelado por ti, manejado en sus tiempos y completamente acorde a tus gustos y necesidades, algo que no puede hacerse de otros modos. Aquí tienes algunas claves para lograrlo.

Todo se hace a tu gusto

La flexibilidad que te permite comprar y reformar una casa es única. Vas a poder hacer las cosas totalmente de acuerdo a tu gusto y sin gastar de más. No tienes por qué quedarte siempre con una opción perfecta. Comprar algo que requiera de trabajo y esfuerzo no será fácil, pero el resultado final te dejará con una satisfacción sin igual. Esto es lo que puedes hacer con una reforma de una casa antigua.

  • Reforma ambientes. ¿No te gusta cómo queda la sala? ¿Te gustaría montar un entrepiso en una habitación con techo alto? ¿Es una buena oportunidad para juntar la cocina con el comedor? Todo esto lo puedes hacer cuando encaras la reforma de una casa antigua.
  • Añade lo que quieras. Si el terreno, los cimientos o la altura de la casa te lo permiten, puedes añadir cuartos, generar un baño extra, rediseñar los ambientes. En definitivas cuentas, añadirle valor a la vivienda que adquiriste a un coste menor.
  • Escoge el estilo. No tendrás que preocuparte en absoluto de cómo era la vivienda anteriormente. Ahora el estilo se lo das tu desde cero. Va a ser la casa que siempre soñaste, porque la estás reformando a gusto y antojo.
  • Reforma instalaciones. Vas a poder tener una instalación de gas, de electricidad y de agua de mejor calidad. Puedes hacer de vuelta la pintura, cambiar el mobiliario de baño y cocina, entre muchas otras cosas más. Y nuevamente: todo adaptado a tu gusto y presupuesto.

Es mucho más económico

Tanto las reformas de pisos como de casas más grandes suelen resultar más económicas que comprar un piso nuevo o puesto a cero por otras personas. Siempre que compras una casa en malas condiciones, la propiedad se paga en un valor sensiblemente menor que cuando la obra está perfecta. Y si el trabajo lo hicieron ya otros, el agregado se te cobrará y por mayor importe. Cuando tu encaras la obra, la cosa cambia totalmente. Sigue analizando beneficios de comprar y reformar una casa antigua.

  • No debes pedir un crédito tan grande. Si quieres acceder a un crédito hipotecario para comprar una vivienda vieja, el monto al que tendrás que recurrir no será tan grande. Y si has podido ahorrar de antemano para encarar la reforma de casa, estarás muchísimo menos tiempo pagando la hipoteca posteriormente.
  • Puedes ir manejando los tiempos. Cuando decides reformar una casa, puedes regular los tiempos en la obra e ir avanzando conforme al dinero que tengas reunido. Y puedes ir decidiendo qué zonas encarar de acuerdo a tu presupuesto. Todo se adapta.
  • El total es mucho menor. Lo dicho anteriormente: cuando hagas números, verás que te conviene por todas partes hacer este trabajo. No todos están dispuestos a hacerlo, pero si te animas ahorrarás muchísimo dinero y tendrás la casa de tus sueños, adaptada a tus posibilidades. Remodelar una casa vieja te puede dar un sitio único.

A tener en cuenta antes de reformar una casa vieja

  • No te podrás mudar de inmediato. Esta es una de las cuestiones principales. Tienes que tener tiempo para ir reformando la casa mientras estás viviendo en otra parte. Si tienes que mudarte ya, quizás no sea tu opción más indicada.
  • Solicita presupuestos. Si consigues un equipo de confianza para la remodelación de casas viejas, ellos te van a saber guiar muy bien de acuerdo al dinero que tengas disponible.
  • Surgirán eventualidades y problemas. Debes estar preparado para una misión que quizás no sea sencilla y con la que te puedes encontrar algún inconveniente. Pero todo se resuelve con trabajo duro y un equipo eficiente a la hora de reformar una casa.

¿Cuánto cuesta reformar una casa vieja?

Las reformas de casas viejas varían muchísimo en sus precios de acuerdo al tamaño y la cantidad de reformas que haya que hacer. Porque no va a ser lo mismo tener que aplicar pintura, instalación eléctrica o fontanería que tener que derribar muros y construir nuevos ambientes. Si ya tienes una idea clara, puedes solicitar un presupuesto de cuánto cuesta reformar una casa.

Comments are closed.